"Poemas al mar, la vida, el amor y la poesía"

miércoles, 29 de julio de 2015


Soy poeta de mi pluma,

soy sincero en mi andar,

no busco nada,

solo me descanso

de esta puta y jodida sociedad

Como un pez en el desierto

Ahí quedó, como un pez en el desierto,
como un agujero negro en el espacio,
y solo como un necio desencantado de la vida.

Nadie llama y la llama congela.
Una conspiración cósmica arrebata felicidad.
Como si no existiesen motivos;
como si hubiera una verdad.

Alrededor, todo es riqueza y novedad...
Por ello, se despilfarro de alegrías cobra caro su servicio.
Es una niebla espesa y abrumadora que cubre todo y serrucha  la esencia vital, paralizando las cosas buenas en cada momento.

Bloque a bloque se ergio un castillo para su Rey
y para agasajarnos con las morisquetas del juglar.
pero de un soplido los muros empezaron a resquebrajarse
y a caercenos encima,
sin dejarnos ayudar..
sin podernos rescatar.

Seguramente no fuimos buenos arquitectos.
Aún veo al castillo pero revestido de pena,
y un espejismo en el paraíso del amor.

El miedo no deja dar un paso,
y un purgatorio de penas
nos espera ahí afuera,
en cada bocanada de aire,
intentando recomponer y reciclar sentimientos

Es un gusto amargo de sabor eterno...

Desde aquí no se ve la salida..
Solo te pediría que me ayudes a encontrarla.